miércoles, 10 de octubre de 2012

Cuidar el gran don de la libertad


 “Precisamente porque hemos sido creados a imagen de Dios, hemos recibido de él también el gran don que es la libertad. Pero si no se ejercita bien, la libertad nos puede conducir lejos de Dios. Nos puede hacer perder la dignidad de la que él nos ha revestido. Cuando no está plasmada por el Evangelio, la libertad puede transformarse en esclavitud:  la esclavitud del pecado y de la muerte eterna.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario