martes, 20 de diciembre de 2022

Navidad: La fiesta de la vida

 

“Navidad es la fiesta de la vida, porque Tú, Jesús, viniendo a la luz como todos nosotros, has bendecido la hora del nacimiento: una hora que simbólicamente representa el misterio de la existencia humana, uniendo el padecimiento del parto a la esperanza, el dolor a la alegría. Todo esto ha ocurrido en Belén: una Madre ha dado a luz; “ha nacido un hombre en el mundo” (Jn 16,21), el Hijo del hombre. ¡Misterio de Belén! “

(de la Homilía del Santo Padre Juan Pablo II en la Misa de medianoche Navidad 2000)

La Navidad – fiesta de la luz

 

 “La Navidad es acontecimiento de luz, es la fiesta de la luz: en el Niño de Belén, la luz originaria vuelve a resplandecer en el cielo de la humanidad y despeja las nubes del pecado. El fulgor del triunfo definitivo de Dios aparece en el horizonte de la historia para proponer a los hombres un nuevo futuro de esperanza.”

 (de la Homilía del Santo Padre Juan Pablo II en la Misa de medianoche Navidad 2001)


El árbol de Navidad signo de la vida que no muere

 

“Junto al belén encontramos el tradicional "árbol de Navidad". Se trata de una costumbre igualmente antigua, que exalta el valor de la vida, porque en la estación invernal el abeto siempre verde se convierte en signo de la vida que no muere….  nos recuerda el "árbol de la vida" (cf. Gn 2, 9), figura de Cristo, don supremo de Dios a la humanidad. . Por tanto, el mensaje del árbol de Navidad es que la vida permanece "siempre verde" si se convierte en don:  no tanto de cosas materiales, cuanto de sí mismos:  en la amistad y en el afecto sincero, en la ayuda fraterna y en el perdón, en el tiempo compartido y en la escucha recíproca.” 

(Juan Pablo II Ángelus 19 de diciembre 2004)


martes, 3 de mayo de 2022

Pueblo y patria

 

Un pueblo es débil si acepta su derrota,

Y si olvida el mandato de estar despierto

Cuando llegue su hora.

En la gran esfera del reloj de la Historia

Las horas se repiten siempre.


(Karol Wojtyla, “Cuando pienso en la patria”, VI,4)

viernes, 29 de abril de 2022

Desarrollo y derechos del hombre

 

Hoy quizás más que antes, se percibe con mayor claridad la contradicción intrínseca de un desarrollo que fuera solamente económico. Este subordina fácilmente la persona humana y sus necesidades más profundas a las exigencias de la planificación económica o de la ganancia exclusiva.

 La conexión intrínseca entre desarrollo autentico y respeto de los derechos del hombre, demuestra una vez más su carácter moral: la verdadera elevación del hombre, conforme a la vocación natural e histórica de cada uno, no se alcanza explotando solamente la abundancia de bienes y servicios, o disponiendo de infraestructuras perfectas.

(Juan Pablo II Sollecitudo rei sociales, n. 33)

jueves, 28 de abril de 2022

El Magnificat y el silencio de Maria

El Magnificat no interrumpe el silencio de Maria, es parte de este. Este silencio es un escuchar la «voz del Espíritu Santo». Eso justamente era la oración de Maria.

(Karol Wojtyla: Ejercicios espirituales 8 al 14 de marzo de 1987)


viernes, 22 de abril de 2022

Dios de la misericordia y del amor benigno

 

El auténtico conocimiento de Dios, Dios de la misericordia y del amor benigno, es una constante e inagotable fuente de conversión, no solamente como momentáneo acto interior, sino también como disposición estable, como estado de ánimo. Quienes llegan a conocer de este modo a Dios, quienes lo « ven » así, no pueden vivir sino convirtiéndose sin cesar a El.


(de la Enciclica Dives in Misericordia, 13,  de Juan Pablo II)