domingo, 29 de diciembre de 2013

Construir una madurez humana y cristiana

“Los padres deben comportarse de tal manera que los hijos encuentren en ellos un modelo vivo de humanidad madura, y puedan, basándose en este modelo, construir gradualmente la propia madurez humana y cristiana.”

sábado, 28 de diciembre de 2013

Seguir a Cristo

Seguir a Cristo no es una imitación exterior, porque afecta al hombre en su interioridad más profunda. Ser discípulo de Jesús significa hacerse conforme a él, que se hizo servidor de todos hasta el don de sí mismo en la cruz (cf. Flp 2, 5-8). Mediante la fe, Cristo habita en el corazón del creyente (cf. Ef 3, 17), el discípulo se asemeja a su Señor y se configura con él; lo cual es fruto de la gracia, de la presencia operante del Espíritu Santo en nosotros.”

domingo, 15 de diciembre de 2013

La vocación y el Adviento

 “Toda vocación es un don precioso en el que el Señor se acerca y sale al encuentro de toda la comunidad del Pueblo de Dios. Es, pues, como un signo particular de Adviento. Por esto, durante este período litúrgico, damos gracias y, a la vez, pedimos por ellas.”

sábado, 14 de diciembre de 2013

Seguir al Maestro bueno

"Jesús, al llamar al joven a seguirle en el camino de la perfección, le pide que sea perfecto en el mandamiento del amor, en su mandamiento: que se inserte en el movimiento de su entrega total, que imite y reviva el mismo amor del Maestro bueno, de aquel que ha amado hasta el extremo." 

sábado, 16 de noviembre de 2013

Seguir a Cristo

“Es Jesús mismo quien toma la iniciativa y llama a seguirle. La llamada está dirigida sobre todo a aquellos a quienes confía una misión particular, empezando por los Doce; pero también es cierto que la condición de todo creyente es ser discípulo de Cristo (cf.Hch 6, 1). Por esto, seguir a Cristo es el fundamento esencial y original de la moral cristiana: como el pueblo de Israel seguía a Dios, que lo guiaba por el desierto hacia la tierra prometida (cf. Ex 13, 21), así el discípulo debe seguir a Jesús, hacia el cual lo atrae el mismo Padre (cf. Jn 6, 44).”

viernes, 15 de noviembre de 2013

Caminar con fe y esperanza

 “Queridos jóvenes, me alegra vuestra presencia y os agradezco el haber animado el rezo del santo rosario mediante una reflexión previa sobre la encíclica Redemptor hominis. Cuando la escribí, al inicio de mi ministerio petrino, sentía profundamente la urgencia de impulsar a la Iglesia y a todos los hombres a caminar con fe y esperanza, porque Cristo es el centro de la historia. Con él, el hombre no debe temer, porque participa en su victoria sobre el mal y sobre la muerte. Por eso, el primer llamamiento que dirigí al mundo fue precisamente éste: «No tengáis miedo de abrir las puertas a Cristo». Estas palabras os las repito hoy a vosotros, jóvenes, esperanza de la Iglesia y de la humanidad, para que os guíen en vuestra vida y en el compromiso misionero entre vuestros coetáneos.”

martes, 12 de noviembre de 2013

Nuevos caminos para la nueva evangelización

 “Buscad nuevos caminos, para que el Evangelio pueda penetrar en todos los sectores de la realidad humana, teniendo presente que la nueva evangelización no puede omitir el anuncio de la fe y de la justicia, la defensa del derecho fundamental a la vida, desde el momento de la concepción hasta su muerte natural, la explicación del misterio de la Iglesia, Cuerpo místico de Cristo.”
(Beato Juan Pablo II Mensaje a los religiosos y a todas las personasconsagradas – 4 de junio de 1997)

lunes, 11 de noviembre de 2013

Los viajes apostolicos de Juan Pablo II

 “La renovación interna de la vida religiosa y eclesial, y el esfuerzo ecuménico por el acercamiento y mutua comprensión de los cristianos separados, constituyen también la preocupación central de mis viajes apostólicos a los diferentes continentes e Iglesias locales.”

domingo, 10 de noviembre de 2013

Los difuntos y el reino de Dios

 “El tiempo de una conmemoración especial de los difuntos debe robustecer nuestras almas en la aspiración perseverante al reino de Dios, cuya venida imploramos siempre: "Vénganos tu reino".”

sábado, 9 de noviembre de 2013

La ley de Dios y la libertad

 “Quien «vive según la carne» siente la ley de Dios como un peso, más aún, como una negación o, de cualquier modo, como una restricción de la propia libertad. En cambio, quien está movido por el amor y «vive según el Espíritu» (Ga 5, 16), y desea servir a los demás, encuentra en la ley de Dios el camino fundamental y necesario para practicar el amor libremente elegido y vivido. Más aún, siente la urgencia interior —una verdadera y propia necesidad, y no ya una constricción— de no detenerse ante las exigencias mínimas de la ley, sino de vivirlas en su plenitud. Es un camino todavía incierto y frágil mientras estemos en la tierra, pero que la gracia hace posible al darnos la plena «libertad de los hijos de Dios» (cf. Rm 8, 21) y, consiguientemente, la capacidad de poder responder en la vida moral a la sublime vocación de ser «hijos en el Hijo».”

viernes, 8 de noviembre de 2013

Proclamación de Jesucristo

 “Al cabo de un siglo de extraordinario progreso, pero también de terribles tragedias humanas, la proclamación de Jesucristo —el mismo ayer, hoy y siempre (cf. Hb 13, 8)— no es sólo un deber de obediencia al mandato evangélico, sino también el único modo seguro de responder a la urgente necesidad de discernimiento moral y espiritual, sin el cual las personas y el mismo orden social se ven afectados por la arbitrariedad y la confusión.”

jueves, 7 de noviembre de 2013

El Ángelus y el Rosario

“Hay un vínculo muy estrecho entre el Ángelus y el Rosario, oraciones, una y otra, eminentemente cristológicas y, al mismo tiempo, marianas: efectivamente, nos hacen contemplar y profundizar los misterios de la historia de la salvación, en los que María está íntimamente unida a su Hijo Jesús.”

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Familia “Iglesia doméstica”

 “Que la familia sea siempre entre vosotros auténtica “Iglesia doméstica”, lugar consagrado al diálogo con Dios Padre, escuela de seguimiento a Cristo por los caminos indicados en el Evangelio, fermento de convivencia y de virtudes sociales en estrecha comunión con el Espíritu que habita en nuestras almas.”

sábado, 2 de noviembre de 2013

La libertad del hombre y la ley de Dios

 “La libertad del hombre y la ley de Dios no se oponen, sino, al contrario, se reclaman mutuamente. 

viernes, 1 de noviembre de 2013

La parroquia y la escuela: dos dimensiones que deben integrarse

“…la comunidad parroquial es lugar de educación religiosa y espiritual; la escuela es lugar de educación cultural. Las dos dimensiones deben integrarse, porque los valores inspiradores son los mismos: son los valores de las familias cristianas, que, en una sociedad dominada por el relativismo y amenazada por el vacío existencial, desean brindar a sus hijos una educación fundada en los valores inmutables del Evangelio.”

miércoles, 30 de octubre de 2013

El pecado original y el bautismo

“….el pecado original se transmite por generación natural. Esta convicción de la Iglesia se indica también en la práctica del bautismo de los recién nacidos, a la cual se remite el Decreto conciliar. Los recién nacidos, incapaces de cometer un pecado personal, reciben sin embargo, de acuerdo con la Tradición secular de la Iglesia, el bautismo poco después del nacimiento en remisión de los pecados. El Decreto dice: "Se bautizan verdaderamente para la remisión de los pecados, a fin de que se purifiquen en la regeneración del pecado contraído en la generación" (DS 1514).”

martes, 29 de octubre de 2013

Una inmensa tarea para los responsables políticos

“Hoy los responsables políticos tienen también inmensas tareas que realizar. La consolidación de las instituciones democráticas, el desarrollo de la economía, las diversas formas de cooperación internacional, sólo pueden alcanzar su verdadera finalidad si garantizan una suficiente prosperidad para que el hombre pueda desarrollar todas las dimensiones de su personalidad. La grandeza de la función de los responsables políticos consiste en actuar respetando siempre la dignidad de todo ser humano, crear las condiciones de una generosa solidaridad que no deja a ningún ciudadano al borde del camino, permitir que cada uno acceda a la cultura, reconocer y poner en práctica los más altos valores humanos y espirituales, profesar y compartir las propias convicciones religiosas.”

(Beato Juan Pablo II en su Mensaje a los Jefes de Estado presentes en la celebración del milenario de San Adalberto, en Polonia – 3 de junio de 1997) 

domingo, 27 de octubre de 2013

La Jornada de las Misiones

“La Jornada de las Misiones significa, sobre todo, oración a Jesús Salvador, que "aniquiló la muerte y sacó a luz la vida y la incorrupción por medio del Evangelio" (2 Tim 1, 10). Es decir, todos nosotros, estamos invitados a suplicar al Señor no sólo por el consuelo espiritual de estos hermanos y hermanas nuestros, sino también con renovada imploración para acelerar la venida del reino de Dios sobre la tierra. Entre las invocaciones que contiene el Pater noster, hoy debe asumir más fuerte relieve la que dice: "Venga a nosotros tu reino". Que nos ayude a expresarla con los labios y con la vida, en actitud de profunda fe, la Madre misma del Señor Jesús.”


sábado, 26 de octubre de 2013

Las bienaventuranzas y los mandamientos

“Las bienaventuranzas no tienen propiamente como objeto unas normas particulares de comportamiento, sino que se refieren a actitudes y disposiciones básicas de la existencia y, por consiguiente, no coinciden exactamente con los mandamientos. Por otra parte, no hay separación o discrepancia entre las bienaventuranzas y los mandamientos: ambos se refieren al bien, a la vida eterna.”

miércoles, 23 de octubre de 2013

El pecado original

“Se trata del pecado de los primeros padres. Pero a él se une una condición de pecado que alcanza a toda la humanidad y que se llama pecado original. ¿Qué significa esta denominación? En realidad el término no aparece ninguna vez en la Sagrada Escritura. La Biblia, por el contrario, sobre el trasfondo de Gén 3, describe en los siguientes capítulos del Génesis y en otros libros una auténtica "invasión" del pecado, que inunda el mundo, como consecuencia del pecado de Adán, contagiando con una especie de infección universal a la humanidad entera.”

martes, 22 de octubre de 2013

Maria y su «sí» de Nazaret

“María, desde el «sí» de Nazaret hasta el del Gólgota, se sitúa en total sintonía de mente y de corazón con el acto de entrega de su Hijo. La Virgen vive en constante comunión con Cristo: toda su vida podría definirse como una especie de comunión «eucarística», comunión con el «Pan del cielo» que el Padre ha dado para la vida del mundo.”

lunes, 21 de octubre de 2013

Entender el celibato

“Intimidad con Jesucristo, ésta es la más profunda razón por la que una vida de celibato, en el espíritu de los consejos evangélicos, es tan importante para el sacerdote. Tener el corazón y las manos libres para el amigo, Jesucristo, estar totalmente disponible para El y llevar su amor a todos, éste es un testimonio que en un primer momento no todos pueden entender. Pero si nosotros ofrecemos este testimonio desde dentro, si lo vivimos como la forma existencial de nuestra intimidad con Jesús, entonces también crecerá de nuevo en la sociedad la comprensión para esta forma de vida que se apoya en el Evangelio.
(Beato Juan Pablo II homilía en la Misa para sacerdotes y seminaristas, Catedral de Fulda, 17 de noviembre de 1980) 

domingo, 20 de octubre de 2013

Oremos por lo que recibirán el bautismo

 “Oremos hoy por todos los que recibirán el bautismo: ya sean recién nacidos que mediante este sacramento comienzan a participar en la fe de la Iglesia por obra de los propios padres, ya sean catecúmenos adultos.
Oremos para que se profundice y se robustezca el significado de este sacramento.
Pidamos que el sacramento se convierta en la puerta de la fe y de la unidad del Pueblo de Dios, de la Iglesia.”

sábado, 19 de octubre de 2013

El «Sermón de la montaña», carta magna de la moral evangélica

 En el «Sermón de la montaña», que constituye la carta magna  de la moral evangélica 24, Jesús dice: «No penséis que he venido a abolir la Ley y los profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento» (Mt 5, 17). Cristo es la clave de las Escrituras: «Vosotros investigáis las Escrituras, ellas son las que dan testimonio de mí» (cf. Jn 5, 39); él es el centro de la economía de la salvación, la recapitulación del Antiguo y del Nuevo Testamento, de las promesas de la Ley y de su cumplimiento en el Evangelio; él es el vínculo viviente y eterno entre la antigua y la nueva alianza. 

viernes, 18 de octubre de 2013

Ser «voluntarios en el mundo»

 “Ser «voluntarios en el mundo» para un proyecto de liberación del hombre y de promoción eficaz de su dignidad, supone un arraigo constante en el patrimonio de valores que, a lo largo de los siglos, el Evangelio ha inspirado, alimentado y sostenido. ¡Cuántos, recurriendo a estas límpidas fuentes, han sabido ser testigos auténticos de la caridad, constructores de paz y artífices de justicia y solidaridad! ….
¡Que nadie se deje abatir por el desaliento, aunque las dificultades resulten más graves y parezcan casi insuperables! Precisamente frente a las situaciones en las que experimentamos una especie de impotencia debe sostenernos la fe en Dios, para quien nada es imposible (cf. Lc 1, 37; Mt 19, 26). Vuestro testimonio es importante, particularmente para las nuevas generaciones de voluntarios, que deben aprender a conjugar el entusiasmo del impulso inicial con el esfuerzo de un camino gradual y paciente de formación y perseverancia.”


jueves, 17 de octubre de 2013

La misión de Jesús y la misión del pueblo de Dios la Iglesia

“Al hacerse hombre en su seno, por obra del Espíritu Santo, Dios Hijo entró en la historia del hombre para llevar este Espíritu a todo hombre y a la humanidad entera. La misión, cuyo comienzo bajo el corazón de la Virgen de Nazaret estuvo impulsado por la potencia del Altísimo, fue madurando durante todo el tiempo que estuvo oculto el Hijo de Dios, y luego a través de la viva palabra de su Evangelio y a través del sacrificio de la cruz y el testimonio de la resurrección, hasta aquel día en el Cenáculo; testimonio que nos recuerda también la liturgia de hoy. Era ése el día en que, no sólo María, sino toda la Iglesia, todo el Pueblo de la Nueva Alianza, recibía el Espíritu Santo y, junto con El, se hizo partícipe de la misión de su Señor resucitado y del Único Ungido (Mesías). Obteniendo la participación en su misión sacerdotal, profética y real, el Pueblo de Dios —es decir, la Iglesia— se hizo totalmente misionero.”

miércoles, 16 de octubre de 2013

Solo Dios es la fuente de todo ser

 “El comer o no comer del fruto de cierto árbol puede parecer una cuestión irrelevante. Sin embargo, el árbol "de la ciencia del bien y del mal" significa el primer principio de la vida humana, al que se une un problema fundamental. El tentador lo sabe muy bien, por ello dice: "El día que de él comiereis... seréis como Dios, conocedores del bien y del mal". El árbol significa, por consiguiente, el límite infranqueable para el hombre y para cualquier criatura, incluso para la más perfecta. La criatura es siempre, en efecto, sólo una criatura, y no Dios. No puede pretender de ningún modo ser "como Dios", "conocedora del bien y del mal" como Dios. Sólo Dios es la fuente de todo ser, sólo Dios es la Verdad y la Bondad absolutas, en quien se miden y en quien se distingue el bien del mal. Sólo Dios es el Legislador eterno, de quien deriva cualquier ley en el mundo creado, y en particular la ley de la naturaleza humana (lex naturae). El hombre, en cuanto criatura racional, conoce esta ley y debe dejarse guiar por ella en la propia conducta. No puede pretender establecer él mismo la ley moral, decidir por sí mismo lo que está bien y lo que está mal, independientemente del Creador, más aún, contra el Creador. No puede, ni el hombre ni ninguna otra criatura, ponerse en el lugar de Dios, atribuyéndose el dominio del orden moral, contra la constitución ontológica misma de la creación, que se refleja en la esfera psicológico-ética con los imperativos fundamentales de la conciencia y, en consecuencia, de la conducta humana.”

lunes, 14 de octubre de 2013

La circunstancia particular del emigrante

 “Sé bien que vuestra condición de emigrantes os coloca en circunstancias particulares, que comportan a veces no pequeños esfuerzos y sacrificios para vosotros mismos y vuestras familias. Quiero, por ello deciros que comprendo y comparto vuestras ansias y esperanzas de personas que buscáis honradamente labraros un futuro mejor, personal y familiar. Permitidme que os aliente a no reducir esa noble tarea a la sola esfera material o económica, sino a extenderla también al campo espiritual y religioso. En efecto, es toda vuestra persona, de hombres y de cristianos, la que lleva en sí una dignidad peculiar, que arranca de la vocación sublime a la que Dios os llama. Sed, pues, fieles a esos valores que recibisteis en vuestros lugares de origen y que debéis desarrollar ahora, en un espíritu de mutua solidaridad. Ello os hará los primeros promotores de vosotros mismos, abriéndoos a todos los demás.”

domingo, 13 de octubre de 2013

En el Ángelus recordamos el anuncio del Ángel a Marìa

“os invito a dirigir el pensamiento a la Virgen, rezando el Ángelus. Con esta oración, mediante la cual recordamos el anuncio que el Ángel hizo a María Virgen, adoramos al Padre celestial por el gran don de la Encarnación. Adoramos al Padre por la revelación de este misterio central de la historia de la salvación, esto es, de la entrada del Verbo Eterno en las vicisitudes de este mundo. Este es el misterio del amor infinito del Padre que ha querido establecer con nosotros relaciones de una familiaridad tan grande, que nos hace hijos en el Hijo. Y es el misterio del amor del Verbo que se ha hecho hombre.”

sábado, 12 de octubre de 2013

El amor al prójimo

“Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento son explícitos en afirmar que sin el amor al prójimo, que se concreta en la observancia de los mandamientos, no es posible el auténtico amor a Dios.San Juan lo afirma con extraordinario vigor: «Si alguno dice: "Amo a Dios", y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve» (Jn 4, 20). El evangelista se hace eco de la predicación moral de Cristo, expresada de modo admirable e inequívoco en la parábola del buen samaritano (cf. Lc 10, 30-37) y en el «discurso» sobre el juicio final (cf. Mt 25, 31-46).”

viernes, 11 de octubre de 2013

El futuro del mundo

“El cristiano sabe bien que no basta sólo esperar el futuro del mundo; hay que proyectarlo y construirlo mediante los elementos positivos del presente.”

jueves, 10 de octubre de 2013

Cada vida humana es sagrada

No dudo en proclamar ante vosotros y ante todo el mundo que cada vida humana —desde el momento de su concepción y durante todas sus fases siguientes— es sagrada, porque la vida humana ha sido creada a imagen y semejanza de Dios. Nada supera la grandeza o la dignidad de la persona humana. La  vida humana no es sólo una idea o una abstracción. La vida humana es la realidad concreta de un ser que vive, actúa, crece y se desarrolla; la vida humana es la realidad concreta de un ser capaz de amor y de servicio a la humanidad.

miércoles, 9 de octubre de 2013

El estado del hombre antes del pecado

“A la luz de la Biblia, el estado del hombre antes del pecado se presentaba como una condición de perfección original, expresada, en cierto modo, en la imagen del "paraíso" que nos ofrece el Génesis. Si nos preguntamos cuál era la fuente de dicha perfección, la respuesta es que ésta se hallaba sobre todo en la amistad con Dios mediante la gracia santificante y en aquellos dones, llamados en el lenguaje teológico "preternaturales", y que el hombre perdió por el pecado. Gracias a estos dones divinos, el hombre, que estaba unido en amistad y armonía con su Principio, poseía y mantenía en sí mismo el equilibrio interior y no sentía angustia ante la perspectiva de la decadencia y de la muerte. El "dominio" sobre el mundo que Dios le había dado al hombre desde el principio, se realizaba ante todo en el mismo hombre como dominio de sí mismo. Y, con este autodominio y equilibrio se poseía la "integridad" de la existencia (integritas), en el sentido de que el hombre estaba íntegro y ordenado en todo su ser, ya que se hallaba libre de la triple concupiscencia que lo doblega ante los placeres de los sentidos, a la concupiscencia de los bienes terrenos y a la afirmación de sí mismo contra los dictámenes de la razón.”

martes, 8 de octubre de 2013

La vocación proyecto personal e irrepetible

“La vida tiene una estructura esencialmente vocacional. En efecto, su proyecto hunde sus raíces en el corazón del misterio de Dios: «Dios nos ha elegido en él —en Cristo— antes de la creación del mundo, para ser santos e inmaculados en su presencia, en el amor» (Ef 1, 4). Toda la existencia humana, por consiguiente, es respuesta a Dios, que hace sentir su amor sobre todo en algunos momentos: la llamada a la vida; la entrada en la comunión de gracia de su Iglesia; la invitación a dar testimonio de Cristo en la comunidad eclesial, según un proyecto totalmente personal e irrepetible; y la llamada a la comunión definitiva con él en la hora de la muerte.”

lunes, 7 de octubre de 2013

No hay vida cristiana sin penitencia

“A ejemplo del Apóstol de las Gentes debemos tomar todos conciencia de la necesidad deconversión que todos tenemos. No hay vida cristiana sin penitencia. "El auténtico ecumenismo no se da sin la conversión interior" (Unitatis Redintegratio, 7). "No nos juzguemos, pues, ya más los. unos a los otros". (Rom 14, 13). Por el contrario, nosotros queremos admitir recíprocamente nuestras culpas. Aun en relación a la gracia de la unidad vale la frase: "Todos pecaron" (Rom 3, 23). Deberíamos reconocer y decir esto con toda seriedad y extraer las consecuencias pertinentes. Más importante es aún reconocer de corazón las consecuencias que el Señor saca de los fallos humanos. Pablo dice expresamente: "Donde abundó el pecado sobreabundó la gracia" (Rom 5, 20). Dios no cesa de "tener de todos misericordia" (Rom 11, 32). Dios dona a so Hijo, se dona a Sí mismo, dona perdón, justificación, gracia, vida eterna. Esto es lo que debemos confesar todos juntos.”

(del discurso del Beato Juan Pblo II a los representantes delConsejo de la Iglesia Evangélica de Alemania – Museo de la catedral de Maguncia, 17 de noviembre de 1980)

domingo, 6 de octubre de 2013

Ángelus : potencia de las palabras de vida eterna

 “Al rezar el Ángelus, queremos renovar en nosotros la potencia de las palabras de vida eterna que provienen de Cristo mismo. Sólo Él las tiene. Nadie más. Deseamos renovar en nosotros la potencia de sus palabras y la acción de este amor con el que nos ha amado en la Iglesia, entregándose a sí mismo. Robustecidos de este modo, deseamos vivir continuamente para alabanza de su Majestad Divina.”

sábado, 5 de octubre de 2013

Los mandamientos primer etapa en el camino hacia la libertad

“Los mandamientos constituyen la condición básica para el amor al prójimo y al mismo tiempo son su verificación. Constituyen la primera etapa necesaria en el camino hacia la libertad, su inicio. «La primera libertad —dice san Agustín— consiste en estar exentos de crímenes..., como serían el homicidio, el adulterio, la fornicación, el robo, el fraude, el sacrilegio y pecados como éstos. Cuando uno comienza a no ser culpable de estos crímenes (y ningún cristiano debe cometerlos), comienza a alzar los ojos a la libertad, pero esto no es más que el inicio de la libertad, no la libertad perfecta...»”.

viernes, 4 de octubre de 2013

Recuperar la dignidad humana

 “…ha llegado la hora histórica de dar un paso decisivo para la civilización y el bienestar auténtico de los pueblos: el paso necesario para reivindicar la plena dignidad humana y el derecho a la vida de todo ser humano, desde el primer instante de su vida y durante toda la fase prenatal. Este objetivo, es decir recuperar la dignidad humana para la vida prenatal, exige un esfuerzo conjunto y desapasionado de reflexión interdisciplinar, así como una renovación indispensable del derecho y la política.”

jueves, 3 de octubre de 2013

“Para que el mundo crea”

 “Por gracia divina estamos unidos en la estima y el amor por la Sagrada Escritura, que reconocemos como la Palabra inspirada de Dios. Y es precisamente en esta Palabra de Dios donde aprendemos lo mucho que desea que seamos totalmente uno en El y en su Padre. Jesús ruega porque todos sus seguidores sean uno "para que el mundo crea..." (Jn 17, 21). El hecho de que la credibilidad de la evangelización dependa, conforme al plan de Dios, de la unidad de sus seguidores, supone para todos nosotros un tema de continua reflexión.”


miércoles, 2 de octubre de 2013

Los símbolos de la fe

 “Después de la catequesis sobre Dios Uno y Trino, Creador y Providente, Padre y Señor del universo, comenzamos otra serie de catequesis sobre Dios Salvador.
El punto fundamental de referencia de estas catequesis está constituido por los Símbolos de la fe, sobre todo por el más antiguo, que es llamado el Símbolo Apostólico, y por el llamado Niceno-Constantinopolitano. Son los Símbolos más conocidos y más usados en la Iglesia, especialmente en las "oraciones del cristiano" el primero, y en la liturgia el segundo. Los dos textos tienen una disposición análoga en el contenido, en el cual es característico el pasaje de los artículos que hablan de Dios, Padre Omnipotente, Creador del cielo y de la tierra, de todas las cosas visibles e invisibles, y de los que hablan de Jesucristo.”



martes, 1 de octubre de 2013

La misión del cristiano

 “El cristiano sabe bien que no basta sólo esperar el futuro del mundo; hay que proyectarlo y construirlo mediante los elementos positivos del presente.”

lunes, 30 de septiembre de 2013

Solamente los hombres santos son capaces de construir puentes estables entre las naciones

 “ Solamente los hombres santos son capaces de construir puentes estables entre las naciones, porque solamente los santos fundan su actividad sobre el amor; sobre el amor del hombre, porque construyen su vida y el futuro sobre Dios. "La caridad procede de Dios, y todo el que ama es nacido de Dios y a Dios conoce... porque Dios es amor" (1 Jn 4, 7-8). 
Solamente lo que es construido sobre Dios, sobre el amor, es durable….”

(Beato Juan Pablo II a los emigrantes polacos en la Plaza de la catedral de Maguncia, 16 denoviembre de 1980)

sábado, 28 de septiembre de 2013

La vida del cristiano

 “Toda la vida del cristiano es, en cierto sentido, una gradual y constante colaboración con ese misterioso comienzo de la vida divina, recibida mediante el bautismo.”


El bien es pertenecer a Dios

 “ La afirmación de que «uno solo es el Bueno» nos remite así a la «primera tabla» de los mandamientos, que exige reconocer a Dios como Señor único y absoluto, y a darle culto solamente a él porque es infinitamente santo (cf. Ex 20, 2-11). El bien es pertenecer a Dios, obedecerle,caminar humildemente con él practicando la justicia y amando la piedad (cf. Mi 6, 8).Reconocer al Señor como Dios es el núcleo fundamental, el corazón de la Ley, del que derivan y al que se ordenan los preceptos particulares. Mediante la moral de los mandamientos se manifiesta la pertenencia del pueblo de Israel al Señor, porque sólo Dios es aquel que es «Bueno». Éste es el testimonio de la sagrada Escritura, cuyas páginas están penetradas por la viva percepción de la absoluta santidad de Dios: «Santo, santo, santo, Señor de los ejércitos» (Is 6, 3).”

viernes, 27 de septiembre de 2013

Un gesto para con el hermano

 “…la fraternidad, iluminada por el «amor que viene de Dios» (1 Jn 4, 7), nos anima a colaborar con el divino propósito de unir a los que están separados, devolver al camino a los que están extraviados y restablecer la concordia divina en toda la creación. Todos nuestros hermanos sometidos a las más diversas formas de prisión, especialmente por el yugo del pecado, esperan un gesto de paz y solidaridad, pero sobre todo de justicia cristiana, que pueda llevarlos de nuevo al camino del bien y de la esperanza.”

jueves, 26 de septiembre de 2013

Verdad y ciencia no son conquistas gratuitas

“Ninguna universidad puede merecer la justa estima del mundo de la cultura si no aplica los más altos módulos de la investigación científica, adaptando continuamente sus métodos y sus instrumentos de trabajo, y si no se distingue por la seriedad y, consiguientemente, por la libertad de investigación. Verdad y ciencia no son conquistas gratuitas, sino el resultado de aceptar la objetividad y explorar todos los aspectos de la naturaleza y del hombre.”

miércoles, 25 de septiembre de 2013

La potencia de Satanás no es infinita

 “…la fe de la Iglesia nos enseña que la potencia de Satanás no es infinita. El es sólo una creatura, potente en cuanto espíritu puro, pero siempre una creatura, con los límites de la creatura, subordinada al querer y el dominio de Dios. Si Satanás obra en el mundo por su odio contra Dios y su reino, ello es permitido por la Divina Providencia que con potencia y bondad ("fortiter et suaviter") dirige la historia del hombre y del mundo. Si la acción de Satanás ciertamente causa muchos daños —de naturaleza espiritual e indirectamente de naturaleza también física— a los individuos y a la sociedad, él no puede, sin embargo, anular la finalidad definitiva a la que tienden el hombre y toda la creación, el bien. El no puede obstaculizar la edificación del reino de Dios, en el cual se tendrá, al final, la plena actuación de la justicia y del amor del Padre hacia las creaturas eternamente "predestinadas" en el Hijo-Verbo, Jesucristo. Más aún, podemos decir con San Pablo que la obra del maligno concurre para el bien y sirve para edificar la gloria de los "elegidos" (cf. 2 Tim 2, 10).”

martes, 24 de septiembre de 2013

El Creador y las ciencias

“Las ciencias de la observación describen y miden cada vez con mayor precisión las múltiples manifestaciones de la vida y las inscriben en la línea del tiempo. El momento del paso a lo espiritual no es objeto de una observación de este tipo que, sin embargo, a nivel experimental, puede descubrir una serie de signos muy valiosos del carácter específico del ser humano. Pero la experiencia del saber metafísico, la de la conciencia de sí y de su índole reflexiva, la de la conciencia moral, la de la libertad o, incluso, la experiencia estética y religiosa competen al análisis y de la reflexión filosóficas, mientras que la teología deduce el sentido último según los designios del Creador.”


lunes, 23 de septiembre de 2013

La inviolable dignidad del hombre trabajador y su familia

“El hombre debe constituir el centro de todas las consideraciones relativas al mundo del trabajo y de la economía. En todas las reivindicaciones demandadas debe ser determinante siempre la consideración de la inviolable dignidad del hombre, no sólo del trabajador individualmente considerado, sino también de su familia, no sólo de los hombres de hoy, sino también de las generaciones futuras.
(Beato Juan Pablo II en la homilíade la Santa Misa para los obreros 16 de noviembre de 1980)

sábado, 21 de septiembre de 2013

Pertenecer a Dios

“El bien es pertenecer a Dios, obedecerle,caminar humildemente con él practicando la justicia y amando la piedad (cf. Mi 6, 8). Reconocer al Señor como Dios es el núcleo fundamental, el corazón de la Ley, del que derivan y al que se ordenan los preceptos particulares. Mediante la moral de los mandamientos se manifiesta la pertenencia del pueblo de Israel al Señor, porque sólo Dios es aquel que es «Bueno». Éste es el testimonio de la sagrada Escritura, cuyas páginas están penetradas por la viva percepción de la absoluta santidad de Dios: «Santo, santo, santo, Señor de los ejércitos» (Is 6, 3).”


viernes, 20 de septiembre de 2013

La misa diaria: el momento más importante de cada jornada en la vida del sacerdote

 “La formación permanente del sacerdote es un modo de mantener vivo en nosotros el don y el misterio de nuestra vocación. Don que nos supera infinitamente y misterio de la elección divina: «No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca » (Jn 15, 16). Debemos dar gracias a Dios por el don de nuestra vocación, y expresar esta gratitud con nuestro servicio ministerial que, concretamente, es entrega diaria de nuestra vida. En la base y en el centro de todo está nuestra eucaristía, la misa diaria, que es el momento más importante de cada jornada nuestra y el centro de nuestra vida, porque, celebrándola, nos adentramos en el corazón del misterio de la salvación, donde se enraíza nuestro sacerdocio y se alimenta nuestro servicio ministerial.”

jueves, 19 de septiembre de 2013

El bautismo: el mayor don

 En el día de nuestro bautismo recibimos el mayor don que Dios puede otorgar al hombre y a la mujer. Ningún otro honor, ninguna otra distinción alcanzarán a igualar su valor. Porque fuimos liberados del pecado e incorporados a Cristo y a su Cuerpo que es la Iglesia. Ese día, y cada uno de los días sucesivos, fuimos elegidos "para que fuésemos santos e inmaculados ante El" (Ef 1, 4).”

miércoles, 18 de septiembre de 2013

El influjo de Satanás y los espíritus malignos

 “Según la Sagrada Escritura, y especialmente el Nuevo Testamento, el dominio y el influjo de Satanás y de los demás espíritus malignos se extiende al mundo entero. Pensemos en la parábola de Cristo sobre el campo (que es el mundo), sobre la buena semilla y sobre la mala semilla que el diablo siembra en medio del grano tratando de arrancar de los corazones el bien que ha sido "sembrado" en ellos (cf. Mt 13, 38-39). Pensemos en las numerosas exhortaciones a la vigilancia (cf. Mt 26, 41; 1 Pe 5, 8), a la oración y al ayuno (cf. Mt 17, 21). Pensemos en esta fuerte afirmación del Señor: "Esta especie (de demonios) no puede ser expulsada por ningún medio sino es por la oración" (Mc 9, 29). La acción de Satanás consiste ante todo en tentar a los hombres para el mal, influyendo sobre su imaginación y sobre las facultades superiores para poder situarlos en dirección contraria a la ley de Dios. Satanás pone a prueba incluso a Jesús (cf. Lc 4, 3-13) en la tentativa extrema de contrastar las exigencias de la economía de la salvación tal como Dios le ha preordenado.”

lunes, 16 de septiembre de 2013

Vocación personal

 “Cada hombre recibe de Dios una vocación personal, su especial tarea salvífica. Como se nos ha demostrado siempre, la voluntad de Dios es para nosotros en última instancia un mensaje de alegría, un mensaje para nuestra salvación eterna.”

domingo, 15 de septiembre de 2013

Maria, “llena de gracia”

 “ "Dios te salve, María, llena de gracia..." (cf. Lc 1, 28).
Cada vez que rezamos estas palabras venimos a ser, en cierto sentido, el arcángel que dio el anuncio. Toda la Iglesia, reunida en oración para el "Ángelus", renueva el misterio de la anunciación.
El arcángel anuncia a María, ante todo que es "llena de gracia". Antes de decirle que se convertirá en la Madre del Hijo de Dios, afirma: "llena eres de gracia".
Toda la Iglesia, y en ella cada uno de nosotros, hace propio este saludo y este anuncio. Cuántas veces en la vida (y especialmente en el "Ángelus") nos dirigimos a la Madre de Dios y le decimos: "llena eres de gracia".
Estas palabras nos vuelven a unir directamente con el misterio de la Encarnación. Al pronunciarlas, pensamos en la Maternidad divina de la Virgen de Nazaret: es "llena de gracia" a causa de la Maternidad divina.”
Maria, gracia, Angelus

sábado, 14 de septiembre de 2013

Fin último del hombre: ser «alabanza de la gloria» de Dios

“La Iglesia, iluminada por las palabras del Maestro, cree que el hombre, hecho a imagen del Creador, redimido con la sangre de Cristo y santificado por la presencia del Espíritu Santo, tiene como fin último de su vida ser «alabanza de la gloria» de Dios  (cf. Ef 1, 12), haciendo así que cada una de sus acciones refleje su esplendor.”

viernes, 13 de septiembre de 2013

La enfermedad: un llamamiento a la conversión

“También la enfermedad constituye para la persona humana un llamamiento a la conversión, a ponerse totalmente en manos de Cristo, única fuente de salvación para todo hombre y para todo el hombre.”

jueves, 12 de septiembre de 2013

Maria Madre de nuestro Dios Salvador y de todos los creyentes

En el designio eterno de Dios esta mujer, María, fue elegida para entrar en la obra de la Encarnación y Redención. Este designio de Dios se iba a actuar a través de su determinación libre, rendida en obediencia al querer divino. A través de su "sí", un "sí" que impregna toda la historia y en la que está reflejado, Ella consintió ser la Virgen Madre de nuestro Dios Salvador, la esclava del Señor y, al mismo tiempo, la madre de todos los creyentes que a lo largo de los siglos llegarían a ser hermanos y hermanas de su Hijo.”

miércoles, 11 de septiembre de 2013

La no materialidad e inmortalidad de los ángeles


 “Juntamente con la existencia, le fe de la Iglesia reconoce ciertos rasgos distintivos de la naturaleza de los ángeles. Su fe puramente espiritual implica ante todo su no materialidad y su inmortalidad. Los ángeles no tienen "cuerpo" (si bien en determinadas circunstancias se manifiestan bajo formas visibles a causa de su misión en favor de los hombres), y por tanto no están sometidos a la ley de la corruptibilidad que une todo el mundo material. Jesús mismo, refiriéndose a la condición angélica, dirá que en la vida futura los resucitados "(no) pueden morir y son semejantes a los ángeles" (Lc 20, 36).

martes, 10 de septiembre de 2013

La cultura de la guerra y la cultura de la paz


 “Cuando se llega a pisotear la libertad, se ponen las condiciones para un peligroso deslizamiento hacia la violencia y el odio, precursores de la "cultura de la guerra".

“Ante cada guerra estamos llamados todos a meditar sobre nuestras responsabilidades, pidiendo perdón y perdonando.

“La cultura de la paz se construye rechazando desde el comienzo toda forma de racismo y de intolerancia, no cediendo de ningún modo a la propaganda racial, controlando las ambiciones económicas y políticas y rechazando con decisión la violencia y todo tipo de explotación.

lunes, 9 de septiembre de 2013

El tesoro de la fe

“Pocos de entre nosotros pueden hoy, en su praxis de fe, sentirse sostenidos todavía con facilidad por un fuerte ambiente creyente. Más bien tenemos que decidirnos, conscientemente, a querer ser cristianos declarados y tener el valor, si es necesario, de diferenciarnos de nuestro ambiente. Presupuesto para un decisivo testimonio cristiano de vida así, es que observemos y tomemos la fe como una preciosa posibilidad de vida, que es superior a los modos de vivir y a la praxis vital del mundo ambiente.
Deberíamos aprovechar cualquier oportunidad para experimentar cómo la fe enriquece nuestra vida, cómo produce en nosotros una adecuada fidelidad en la lucha vital, cómo fortalece nuestra esperanza contra el asalto de cualquier forma de pesimismo y duda, cómo nos motiva, fuera de todo extremismo, para un compromiso por la justicia y la paz en el mundo, cómo, finalmente, nos puede consolar en el sufrimiento y nos puede alentar.”
(Beato Juan Pablo II en la homilía de la Santa Misa celebrada en Osnabrück el 16 de  noviembre de 1980

domingo, 8 de septiembre de 2013

Las “dos mesas” de la liturgia eucarística

“En la liturgia eucarística hay dos mesas preparadas para nosotros: la mesa de la Palabra de Dios y la mesa del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Oremos para que todos se acerquen dignamente a estas dos mesas, recibiendo el alimento de la Vida Eterna. Oremos para que la vida eucarística crezca y se haga más profunda en nosotros y en toda la Iglesia.”

sábado, 7 de septiembre de 2013

«¿qué he de hacer de bueno para conseguir la vida eterna?»,

“El «Maestro bueno» indica a su interlocutor —y a todos nosotros— que la respuesta a la pregunta, «¿qué he de hacer de bueno para conseguir la vida eterna?», sólo puede encontrarse dirigiendo la mente y el corazón al único que es Bueno: «Nadie es bueno sino sólo Dios» (Mc 10, 18; cf. Lc 18, 19). Sólo Dios puede responder a la pregunta sobre el bien, porque él es el Bien. En efecto, interrogarse sobre el bien significa, en último término, dirigirse a Dios, que es plenitud de la bondad. “

jueves, 5 de septiembre de 2013

Una auténtica grandeza

 “Una vida reducida a la sola dimensión de las posesiones, de los bienes de consumo, de los intereses temporales, nunca os permitirá descubrir y gozar de la plena riqueza de vuestra humanidad. Solamente en Dios (en Jesús, Dios hecho hombre) seréis capaces de comprender en plenitud lo que sois. El os desvelará vuestra auténtica grandeza: que habéis sido redimidos por El y acogidos en su amor; que en El habéis sido auténticamente liberados, El que dijo de Sí mismo: "Si el Hijo os librare, seréis verdaderamente libres" (Jn 8, 36).”

(Beato Juan Pablo II en su discurso a los estudiantes de la Universidad Católica, Washington el 7 de octubre de 1979)

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Los ángeles “mensajeros” de Dios

 “Según la Sagrada Escritura, los ángeles, en cuanto criaturas puramente espirituales, se presentan a la reflexión de nuestra mente como una especial realización de la "imagen de Dios", Espíritu perfectísimo, como Jesús recuerda a la mujer samaritana con las palabras; "Dios es espíritu" (Jn 4, 24). Los ángeles son, desde este punto de vista, las criaturas más cercanas al modelo divino. El nombre que la Sagrada Escritura les atribuye indica que lo que más cuenta en la Revelación es la verdad sobre las tareas de los ángeles respecto a los hombres: ángel (angelus) quiere decir, en efecto, "mensajero". El término hebreo "malak", usado en el Antiguo Testamento, significa más propiamente "delegado" o "embajador". Los ángeles, criaturas espirituales, tienen función de mediación y de ministerio en las relaciones entre Dios y los hombres. Bajo este aspecto la Carta a los Hebreos dirá que a Cristo se le ha dado un "nombre", y por tanto un ministerio de mediación, muy superior al de los ángeles (cf. Heb 1, 4).”

martes, 3 de septiembre de 2013

Pastoral vocacional

“La pastoral vocacional requiere, en primer lugar, un testimonio de fe auténtica, de gozosa esperanza y de caridad operante. Requiere comunidades eclesiales que se esfuercen de verdad por vivir la comunión fraterna, fruto de la participación eucarística, perseverantes en la oración,  asiduas en la escucha de la Palabra y en el ejercicio de la caridad. En efecto, el testimonio sigue siendo la fuerza de atracción más convincente de que disponen los discípulos de Cristo.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Vivir de una manera que convenza

 “Todos los hombres de buena voluntad, especialmente nosotros, los cristianos, estamos llamados a descubrir de nuevo la dignidad y el valor del matrimonio y de la familia, viviendo ante los demás de una manera que convenza. La Iglesia ofrece desde la luz de la fe su consejo y su servicio espiritual.

sábado, 31 de agosto de 2013

Un Pastor que nos conduce

“Nuestra peregrinación terrena no es un andar errantes por caminos intransitables. Hay un Pastor que nos conduce, que quiere nuestro bien y nuestra salvación, no sólo en esta vida, sino también en la eternidad”

Alfa y Omega de la historia humana

“Es necesario que el hombre de hoy se dirija nuevamente a Cristo para obtener de él la respuesta sobre lo que es bueno y lo que es malo. Él es el Maestro, el Resucitado que tiene en sí mismo la vida y que está siempre presente en su Iglesia y en el mundo. Es él quien desvela a los fieles el libro de las Escrituras y, revelando plenamente la voluntad del Padre, enseña la verdad sobre el obrar moral. Fuente y culmen de la economía de la salvación, Alfa y Omega de la historia humana (cf. Ap 1, 8; 21, 6; 22, 13), Cristo revela la condición del hombre y su vocación integral.”

jueves, 29 de agosto de 2013

La paz debe ser humana

“Para que la paz sea  real y durable, debe ser humana. El deseo de paz es universal. Está en el corazón de todo ser humano y no puede ser colmado más que a condición de colocar la persona humana en el centro de todos los esfuerzos para suscitar la unidad y la fraternidad entre las naciones.”


lunes, 12 de agosto de 2013

El trabajo de campo

 “Ciertamente todas las artes y oficios son útiles y válidos, y cada trabajo y empleo debe ser valorado justamente, estimado y respetado. Pero el trabajo del campo es esencial y todos somos deudores a aquellos que se dedican a él. Ese trabajo exige continuidad, maña, gusto y estima de los valores tradicionales, aceptación del riesgo, amor a la fatiga, sentido de responsabilidad. Continuad amando la tierra: ¡Inculcad este amor a los jóvenes que forman las nuevas familias! ¡Y toda la sociedad, por tantos motivos, debe estaros sinceramente agradecida!

domingo, 11 de agosto de 2013

La oración y la gracia de Dios

“La oración es la primera y fundamental condición de la colaboración con la gracia de Dios. Es menester orar para obtener la gracia de Dios y se necesita orar para poder cooperar con la gracia de Dios.”

viernes, 9 de agosto de 2013

El Alfa y Omega de la historia humana

 “Es necesario que el hombre de hoy se dirija nuevamente a Cristo para obtener de él la respuesta sobre lo que es bueno y lo que es malo. Él es el Maestro, el Resucitado que tiene en sí mismo la vida y que está siempre presente en su Iglesia y en el mundo. Es él quien desvela a los fieles el libro de las Escrituras y, revelando plenamente la voluntad del Padre, enseña la verdad sobre el obrar moral. Fuente y culmen de la economía de la salvación, Alfa y Omega de la historia humana (cf. Ap 1, 8; 21, 6; 22, 13), Cristo revela la condición del hombre y su vocación integral.”

El mandamiento del amor: secreto de la resurrección

 “La caridad divina es testamento de vida que, si se vive en la existencia diaria, nos permite realizar cada vez más a fondo la unidad que el mismo Jesús imploró intensamente al Padre durante la última cena: «Que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado» (Jn 17, 21). Sólo el mandamiento del amor, un amor que llegue hasta la entrega total de la propia vida, es el secreto de la resurrección.
Aquí radica el centro de la novedad cristiana. En el silencio de la oración y de la contemplación podemos entrar en contacto con Cristo y escuchar sus palabras: «Por eso me ama el Padre, porque doy mi vida (...). Nadie me la quita; yo la doy voluntariamente. Tengo poder para darla y poder para recobrarla de nuevo» (Jn 10, 17-18). Por tanto, una espiritualidad de comunión para los pastores de la Iglesia significa el compromiso de una entrega total; quiere decir considerar la cruz del otro como propia.”


miércoles, 7 de agosto de 2013

Espiritus puros buenos y malos

“De hecho, como dice claramente la Revelación, el mundo de los espíritus puros aparece dividido en buenos y malos. Pues bien, esta división no se obró por creación de Dios, sino en base a la propia libertad de la naturaleza espiritual de cada uno de ellos. Se realizó mediante la elección que para los seres puramente espirituales posee un carácter incomparablemente más radical que la del hombre y es irreversible, dado el grado de intuición y de penetración del bien, del que está dotada su inteligencia. A este respecto se debe decir también que los espíritus puros han sido sometidos a una prueba de carácter moral. Fue una opción decisiva, concerniente ante todo a Dios mismo, un Dios conocido de modo más esencial y directo que lo que es posible al hombre, un Dios que había hecho a estos seres espirituales el don, antes que al hombre, de participar en su naturaleza divina.”

El celibato del Pastor

“El celibato del Pastor no tiene solamente un significado escatológico, como testimonio del Reino futuro, sino que expresa también el profundo vínculo que le une a los fieles, en cuanto son la comunidad nacida de su carisma y destinada a totalizar toda la capacidad de amar que un sacerdote lleva dentro de sí. El celibato, además, lo libera interior y exteriormente, haciendo que pueda organizar su vida de modo que su tiempo, su casa, sus costumbres, su hospitalidad y sus recursos financieros estén solamente condicionados por lo que es el objetivo de su vida: la creación, en torno a sí, de una comunidad eclesial.”

domingo, 4 de agosto de 2013

Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen María, ten piedad de nosotros

“Así rezamos en las letanías al Sacratísimo Corazón de Jesús.Esta invocación se refiere directamente al misterio que meditamos, al rezar el Angelus Domini: por obra del Espíritu Santo fue formada en el seno de la Virgen de Nazaret la Humanidad de Cristo, Hijo del Eterno Padre.
¡Por obra del Espíritu Santo fue formado en esta Humanidad el Corazón! El Corazón, que es el órgano central del organismo humano de Cristo y, a la vez, el verdadero símbolo de su vida interior: del pensamiento, de la voluntad, de los sentimientos. Mediante este Corazón la Humanidad de Cristo es, de modo particular, "el templo de Dios" y, al mismo tiempo, mediante este Corazón, está incesantemente abierto al hombre y a todo lo que es "humano". "Corazón de Jesús de cuya plenitud todos hemos recibido".”

sábado, 3 de agosto de 2013

«Se le acercó uno...» (Mt 19, 16)

«Se le acercó uno...» (Mt 19, 16)
 “«Se le acercó uno...». En el joven, que el evangelio de Mateo no nombra, podemos reconocer atodo hombre que, conscientemente o no, se acerca a Cristo, redentor del hombre, y le formula la pregunta moral. Para el joven, más que una pregunta sobre las reglas que hay que observar, es una pregunta de pleno significado para la vida. En efecto, ésta es la aspiración central de toda decisión y de toda acción humana, la búsqueda secreta y el impulso íntimo que mueve la libertad. Esta pregunta es, en última instancia, un llamamiento al Bien absoluto que nos atrae y nos llama hacia sí; es el eco de la llamada de Dios, origen y fin de la vida del hombre. Precisamente con esta perspectiva, el concilio Vaticano II ha invitado a perfeccionar la teología moral, de manera que su exposición ponga de relieve la altísima vocación que los fieles han recibido en Cristo 14, única respuesta que satisface plenamente el anhelo del corazón humano.”

viernes, 2 de agosto de 2013

Profundizar en la fe constantemente

 “Todo cristiano debe profundizar su fe constantemente; esto lo ayudará a acercarse más a Cristo resucitado y a ser su testigo en la sociedad. En efecto, en un mundo donde las personas no dejan de perfeccionar sus conocimientos científicos y técnicos, el conocimiento de la fe no puede limitarse al catecismo aprendido en la infancia. Para crecer humana y espiritualmente, el cristiano necesita evidentemente una formación permanente. Sin ella, corre el riesgo de no acertar en las opciones, a veces arduas, que tiene que hacer durante su vida y en el cumplimiento de su misión cristiana específica, en medio de sus hermanos. Porque, como dice uno de los textos más antiguos de la literatura patrística, «lo que es el alma en el cuerpo, eso son los cristianos en el mundo (...). El lugar que Dios les ha confiado es tan hermoso, que no pueden abandonarlo» (Carta a Diogneto, n. 6).”


jueves, 1 de agosto de 2013

Los derechos de la persona humana

 “Cuando hablamos de derecho a la vida, a la integridad física y moral, al alimento, a la vivienda, a la educación, a la salud, al trabajo, a la responsabilidad compartida en la vida de la nación, hablamos de la persona humana. Es esta persona humana la que la fe nos hace reconocer como creada a imagen de Dios y destinada a una meta eterna. Es esta persona la que se encuentra frecuentemente amenazada y hambrienta, sin vivienda ni trabajo decentes, sin acceso al patrimonio cultural de su pueblo o de la humanidad y sin voz para hacer oír sus angustias. A la gran causa del pleno desarrollo en la solidaridad deben dar nueva vida aquellos que en uno u otro grado ya gozan estos bienes, para el servicio de todos aquellos —y son todavía tantos en vuestro continente— que están privados de ellos en medida a veces dramática.


Los ángeles y la libertad

 “En la perfección de su naturaleza espiritual, los ángeles están llamados desde el principio, en virtud de su inteligencia, a conocer la verdad y a amar el bien que conocen en la verdad de modo mucho más pleno y perfecto que cuanto es posible al hombre. Este amor es el acto de una voluntad libre, por lo cual también para los ángeles la libertad significa posibilidad de hacer una elección en favor o en contra del Bien que ellos conocen, esto es, Dios mismo. Hay que repetir aquí lo que ya hemos recordado a su debido tiempo a propósito del hombre: creando a los seres libres, Dios quiere que en el mundo se realice aquel amor verdadero que sólo es posible sobre la base de la libertad. Él quiso, pues, que la creatura, constituida a imagen y semejanza de su Creador, pudiera, de la forma más plena posible, volverse semejante a Él: Dios, que "es amor" (1 Jn 4, 16). Creando a los espíritus puros, como seres libres, Dios, en su Providencia, no podía no prever también la posibilidad del pecado de los ángeles. Pero precisamente porque la Providencia es eterna sabiduría que ama, Dios supo sacar de la historia de este pecado, incomparablemente más radical, en cuanto pecado de un espíritu puro, el definitivo bien de todo el cosmos creado.”

domingo, 28 de julio de 2013

Al rezar el Ángelus

 “Al rezar el Ángelus, meditamos sobre la vocación de María a su santidad particular, y, a la vez, sobre la vocación a la santidad, en Jesucristo, de todos los hijos e hijas del género humano.”

sábado, 27 de julio de 2013

"Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir la vida eterna?"


 “El diálogo de Jesús con el joven rico, relatado por san Mateo en el capítulo 19 de su evangelio, puede constituir un elemento útil para volver a escuchar de modo vivo y penetrante su enseñanza moral: «Se le acercó uno y le dijo: "Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir la vida eterna?". Él le dijo: "¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno solo es el Bueno. Mas, si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos". "¿Cuáles?" le dice él. Y Jesús dijo: "No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo". Dícele el joven: "Todo eso lo he guardado; ¿qué más me falta?". Jesús le dijo: "Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego ven, y sígueme"» (Mt 19, 16-21) 13.”

martes, 23 de julio de 2013

La Eucaristía, vínculo de la caridad

“La Eucaristía, vínculo de la caridad que fortalece la vida cristiana en el cumplimiento del amor a Dios y al prójimo, tiene su raíz en el Amor divino. En efecto, cada vez que participamos en el sacrificio eucarístico « se abre en nuestra alma una dimensión real de aquel amor inescrutable que encierra en sí todo lo que Dios ha hecho por nosotros los hombres y que hace continuamente »(Carta a todos los Obispos de la Iglesia sobre el misterio y el culto de la Eucaristía, 1980, n. 5).

lunes, 22 de julio de 2013

“Ver” a Cristo

 “Zaqueo no se dejó confundir ni turbar. No se asustó de que la acogida de Cristo en la propia casa pudiese amenazar, por ejemplo, su carrera profesional o hacerle difíciles algunas acciones, ligadas con su actividad de jefe de publícanos. Acogió a Cristo en su casa y dijo: "Señor, doy la mitad de mis bienes a los pobres, y si a alguien he defraudado en algo, le devuelvo el cuádruplo"(Lc 19, 8).
En este punto se hace evidente que no sólo Zaqueo "ha visto a Cristo", sino que al mismo tiempo,Cristo ha escrutado su corazón y su conciencia; lo ha radiografiado hasta el fondo. Y he aquí que se realiza lo que constituye el fruto propio de "ver" a Cristo, del encuentro con El en la verdad plena: se realiza la apertura del corazón, se realiza la conversión. Se realiza la obra de la salvación. Lo manifiesta el mismo Cristo cuando dice: "Hoy ha venido la salud a tu casa, por cuanto éste es también hijo de Abraham, pues el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido" (Lc 19, 9-10)”


sábado, 20 de julio de 2013

Convivir pacificamente

 “Los pueblos no están llamados a combatirse y destruirse, sino a comprenderse y ponerse de acuerdo para convivir pacíficamente. Es una ilusión creer que la guerra y la violencia lleven a soluciones verdaderas; por el contrario, siembran nuevo odio y mayor desconfianza. Sólo la moderación y la sabiduría abren camino a las negociaciones; de éstas puede nacer un entendimiento duradero en el que cada uno de los pueblos …… vea conservada la propia identidad y sienta que se acogen las propias aspiraciones.

EL catecismo y los creyentes


“El Catecismo presenta la vida moral de los creyentes en sus fundamentos y en sus múltiples contenidos como vida de «los hijos de Dios». En él se afirma que «los cristianos, reconociendo en la fe su nueva dignidad, son llamados a llevar en adelante una "vida digna del evangelio de Cristo" (Flp 1, 27). Por los sacramentos y la oración reciben la gracia de Cristo y los dones de su Espíritu que les capacitan para ello»”